18 de marzo de 2009

Ayer bajamos hasta la calita de las rocas. Hacía mucho calor y el Sol era de mayo.
Dijiste que pronto acabarías tu acuarela y me llevarías de acampada al robledal del lago.
Y hoy me desperté temprano para ir a buscar fresas.
Pero qué bonito es marzo cuando se adelanta al verano...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

deseando que acabe la acuarela

Leticia dijo...

Ya me dejarás probar una de las fresas, que me encantan..(: