3 de enero de 2010

"La carga más pesada nos destroza, somos derribados por ella, nos aplasta contra la tierra. Pero en la poesía amatoria de todas las épocas la mujer desea cargar con el peso del cuerpo del hombre. La carga más pesada es por lo tanto, a la vez, la imagen de la más intensa plenitud de la vida. Cuanto más pesada sea la carga, más a ras de tierra estará nuestra vida, más real y verdadera será. Por el contrario, la ausencia absoluta de carga hace que el hombre se vuelva más ligero que el aire, vuele hacia lo alto, se distancie de la tierra, de su ser terreno, que sea real sólo a medias y sus movimientos sean tan libres como insignificantes.[...] Entonces, ¿qué hemos de elegir? ¿El peso o la levedad?"

1 comentario:

Dara Scully dijo...

Siempre puedes dejar el peso en el suelo un ratito para echarte a volar, ¿no?



miaus y pastas de té para ti