26 de octubre de 2010


Te odio. Te odio por llevarte todas esas cosas que eran sólo mías. Te odio por enseñarme que "just because some cute girl likes the same bizarro crap you do... doesn't mean she's your soulmate...". Te odio por hacerme reír y por el calor cuando tu nariz se acercaba a la mía. Te odio porque todavía tengo una lista demasiado larga de cosas que me gustaría regalarte. Te odio cuando te muerdes el labio inferior y cuando te acercas a abrazarme sin un puto motivo y es por la mañana y yo creo que a lo mejor es que todavía estoy soñando. Te odio cuando escucho tu voz detrás de mí y estás a mil kilómetros de distancia.
Te odio porque todavía no sé cómo voy a aprender a echarte de menos.
Y sobre todo te odio porque la verdad es que sí, importa ser tu incondicional.

3 comentarios:

Clementine dijo...

:)
Adoro esa pelicula

Dara Scully dijo...

ala, ala, ¡que eso de odiar hace pupa en el ventrículo derecho!


pd: te regalo un boli
para que pintes ciudades
o planetas enteros en
el brazo (o la nuca)
de quien quieras.

OjosMiel. dijo...

Que preciosidad. Tengo que ver esa película.