12 de mayo de 2009




Y a su buzón las cartas seguirán llegando y en el sobre aparecerá su nombre.
El recuerdo del ahogado del último naufragio que, como las tablas que quedan flotando en el océano se limita a vagar entre marea y marea, tratando de cantar, una vez más, a la anatomía de una ola.

7 comentarios:

Lula Fortune dijo...

Y su nombre flotará en el mar de nuestro olvido...Besos princesa.

Marie Augustine. dijo...

Antonio.

Dara Scully dijo...

Pero seguirá existiendo mientras haya quienes le recuerden. Y las olas se dejarán escribir, esté donde esté.




un miau, bonita

Blonde hurricane dijo...

Me asomo a la ventana

Albademadrugada dijo...

vientodeleste, tan poeta ella :)

Drella dijo...

Y las olas complacidas le mecen, con mucho cuidado de que no se rompa. Porque, algún día, alcanzaría la orilla.

Mademoiselle Zombie. dijo...

Adiós.